¿CHIMENEAS DE PELLETS O DE LEÑA?

El verano va tocando a su fin y seguro que muchos están pensando en qué tipo de calefacción elegir para los próximos meses de invierno.

Si estás pensando en instalarte una chimenea, seguro que te surge la duda entre elegir la tradicional chimenea de leña o las modernas chimeneas de pellets.

Desde Silvasol, intentaremos aclararte las dudas más comunes a la hora de elegir un sistema u otro y para ello nos centraremos en 2 puntos básicos:

1.- ¿Qué sistema es el más económico y eficiente?
2.- ¿Qué sistema es el más cómodo y práctico?

¿QUÉ SISTEMA ES MÁS ECONÓMICO Y EFICIENTE?
Para valorar este aspecto, hay que fijarse en dos datos: uno es el precio de los combustibles y el otro es el rendimiento de los mismos.
Es por ello que si nos fijamos en el precio medio del kilo de pellet y el de la leña, veremos que el pellet es una media de un 30% más caro.
Sin embargo, el rendimiento calorífico del pellet es un 60% superior al de la leña.
Si tenemos que sacar una conclusión de estos datos, es que a la larga nos harán falta muchos menos kilos de pellets que de leña para calentar una misma superficie, por lo que el sistema de pellet podemos decir que es más económico respecto a la leña.

¿QUÉ SISTEMA ES MÁS CÓMODO Y PRÁCTICO?
En este apartado nos centraremos en los siguientes puntos para realizar la comparativa: almacenaje combustible, limpieza y comodidades de utilización.
Respecto al almacenaje, creemos que gana con claridad el pellet, ya que al ir envasado en cómodos paquetes es muy fácil y limpio de transportar y almacenar.
En el caso de la limpieza, continuamos opinando que el sistema de pellets es más práctico respecto al sistema de leña, ya que este tipo de chimenea genera menos residuos que la leña y también es más fácil la recogida de los mismos.
En cuanto a las comodidades de utilización, las chimeneas de pellets cuentan con
el factor tecnológico a su favor, ya que son totalmente programables tanto en horarios como en temperatura. De esta manera, podemos decidir a qué hora debe encenderse o apagarse sin preocuparnos de tener que hacerlo manualmente nosotros mismos.
Por todo lo visto anteriormente, volvemos a decantarnos por el sistema de pellets.

Sin embargo, hemos de romper una lanza a favor de las chimeneas de leña y aunque parezca que la leña puede salir perdiendo en cualquier comparativa, este tipo de estufas por su estética y formato de utilización, en algunos entornos rurales, en los que el almacenamiento no es un problema y la leña, puede llegar a ser mucho más barata que los pellets; podríamos dar una cierta ventaja al sistema tradicional de la leña.
Además, las chimeneas de leña ofrecerán un estilo mucho más tradicional y que, posiblemente, este punto juegue siempre a favor de los más nostálgicos a la hora de tomar una decisión entre un sistema u otro.