La Aerotermia, se basa en extraer energía gratuita del aire exterior mediante una bomba de calor inverter tipo aire-agua. La energía extraída la cede al agua y se aporta al sistema de calefacción y/o agua caliente sanitaria. Las principales ventajas son: Alta eficiencia y menores costos de explotación. Máximo ahorro con sistemas de calefacción a baja temperatura (hasta 60%). Adaptable a instalaciones existentes. Energía limpia. Bajas emisiones de CO2. Requiere poco espacio. No se necesitan chimeneas de evacuación de humos. Recomendable en aquellos lugares donde no exista suministro de gas natural.