La biomasa, como fuente de energía, es todo tipo de materia orgánica originada en un proceso biológico. Los pellets son un combustible que es 50% más barato que el gasóleo. Además no presenta riesgo de explosión ni es tóxico para las personas. Aún que la leña también sea una biomasa, la combustión del pellet es mucho más eficiente.