Las calderas de gas, son la fuente principal de calor para los radiadores y, son muy utilizadas para el servicio combinado de agua caliente y calefacción, sobre todo dónde hay suministro de gas natural.