La tecnología de refrigerante variable adapta automáticamente la temperatura del refrigerante a la carga para lograr un confort óptimo para el usuario. Aumenta la eficiencia estacional hasta un 28% si se compara con otras soluciones. Las instalaciones de VRV se parecen bastante a las instalaciones de aire acondicionado de tipo multi split. Consiste en una unidad exterior que abastece a todas las unidades interiores. La gran diferencia es el alcance que puede llegar a tener las VRV. En este caso, la unidad exterior puede esdtar a mayor distancia que en el caso de los multi split. Por tanto, estéticamente puede ser una buena solución para instalaciones grandes.