La Zonificación es un sencillo sistema de control que optimiza las instalaciones de climatización y calefacción centralizadas. Unas de las características más destacables, son el aumento del confort del usuario y la reducción del consumo energético. Con este tipo de sistemas se consigue mantener cada una de las habitaciones de la vivienda a la temperatura elegida el 100% del tiempo de utilización.